July 01, 2010

Street Spirit...


Que perdida estoy de acá. Sorry!
Pero es que les juro que trato, que me siento delante del monitor y nada, no pasa nada. Y pasan muchas cosas de las cuales debería tener que contar, pero nones, nada. Mi musa debe estar en aspecto retrogrado... o muerta de flojera, la verdad.
En los últimos meses ella y yo, hemos estado de cambios. Incluyendo el humor, que de negro paso a transparente y ese, ese el peor humor de todos, porque todo lo dice, de todo se da cuenta, por todo se encabrona. 
Ultimamente he abierto los ojos, yo, que siempre pensé que más abiertos imposible. Ja! Un chiste. A veces siento que en vez de gafas llevo lupas y es molesto porque siempre fui de pensar en palabras, de entreleer para concluir y ahora, es como si las palabras no dijesen mucho y son las imagenes las que hablasen y, joder... lo hacen. Algunas se quedan estáticas, como cuando tomas una foto movida y queda captado el movimiento en la peor facha del retratado. Esas son las peores. Dimensionas todo, pero no para magnificarlo, de alguna manera, más bien, para desmitificarlo todo.
Supongo que son mezclas y mucha ansiedad. Ansiedad por cosas que no puedo controlar.  Como diría Andrés Lopez, más guayaba imposible.
De manera contradictoria, en casa todo va bien, los proyectos se están moviendo hacia donde yo quiero, todo camina. Lo que me interesa fluye de manera favorable pero hay otras cosas, esas que parece que no importan pero tienen peso. 
Dentro de poco tengo que pisar Venezuela después de mucho tiempo; eso me tiene aterrada y me molesta, de pana que me molesta. Sobretodo tener que explicar  porque me molesta. Estoy tratando de no tener que hacer ningún trámite por allá que no sea más que recoger mi visa y si estoy para las elecciones: Votar, pero no más que eso. 
Es la primera vez que no planeo que haré estando allá.
Hubo un día en que pensé que mi realidad era mi país. Pero mi realidad cambio al cambiar yo, y eso, cuando uno ama sus raíces te puede echar mucha vaina, porque no te molesta quien eres actualmente porque no eres más que una suma, de las cosas buenas, de las malas, pero eres tú. Nadie más. Eres tú con un desasosiego enorme. Estresa mucho tener que explicar hasta el más mínimo cambio. Uno los conoce porque los vivió. Pero pareciera que todo hay que explicarlo con papilla y ya no tengo paciencia para ello. Con nadie.
Muchas veces añoro a la chama que llego hace 7 años pensando en volver. A esa chama que extrañaba desde el abrazo de su mamá, pasando por el olor del mar , el queso, los amigos, la familia y hasta, si porque todo hay que decirlo; hasta a los malandros porque de alguna manera te mantenían despierta. Claro, era otra época, la demencia no era la de hoy en día. Por momentos, cada vez menos; extraño mi ciudad, la ciudad donde crecí. No  la de ahora, no en la que se convirtió. Ahora mis recuerdos parecen una fábula recreada mil veces. Una  donde se perdió la moraleja. Una que estaba escrita en un disco duro que se quemó sin backup. Desagradable.
Me estoy haciendo vieja. Si pudiese decir que me estoy poniendo vieja, quizás sería más fácil, pero no, estar y ser son dos cosas tan distintas.
Parece un post llorón y no lo es. Puedo saborear el cinismo y no sabe bien.
Hoy la canción que acompaña el post me queda como anillo al dedo...

P.D: Como mi humor no cambia mis afectos (que en mucho me salva) igual les envió un beso y espero que todos estén bien, aunque yo tarde en aparecer o comenté tan resumida o nula, igual les leo, como siempre a los de siempre.

11 comments:

-Pato- said...

No sé si soy a quienes seguís leyendo, recibo ese beso igual.

Te entiendo tanto, me ha llegado tan hondo tu post que has hecho bien en sacarlo afuera.
Hay muchos que se sentirán identificados aunque no vivan en tu país, aunque no se hayan ido del país.
Yo me fui de mi pueblo y eso te tener que explicar mi vida de a cucharadas ha llegado a molestarme tanto que he ido de incógnica, nada mas que a ver a mi madre.
En fin, que duele, pero el dolor tuyo sangra mas, porque pareciera que te han robado el pasado. El presente tuyo, esa suma de todos los momentos está tan adentro como tu pasado, pero afuera ese pasado ya no lo ves y lo ves tan trastocado que sangra.
Lo ves en tus amigos, en la familia que quedó, en los ojos de los que te miran volver, uffffff vaya si lo ves y cómo no te va a cambiar el humor.

Admiro que te atrevas a enfrentarlo.
Besos.
(no es un post llorón, es un post de sentimientos abiertos)

Capochoblog said...

Pato: Tú eres de las personas a las que jamás he dejado de leer. A veces dices tanto en tan poco que cuesta mucho hacer un comentario inteligente, algo que aporte algo más. Por eso leo y no digo ni mú. Te leo y me sobra :)

El mudarse de país, definitivamente es una experiencia. Pero cuando pasas tanto tiempo, cambia todo. Cambia, como bien sabes, hasta lo que uno ni sabía que era posible de cambiar.

Besos, cariño mío. Muchas Gracias!

Paula P. said...

Si, explicarse cansa. Y mas cuando uno se tiene que repetir tanto. Creo que muchos de los que estamos en Miami somos desterrados (ya sea auto impuesto o por razones externas a nuestros deseos). Muy buen escrito. Te sigo de ahora en adelante.

TORO SALVAJE said...

Te imagino sentada en la mecedora, con el moño blanco y haciendo ganchillo suspirando con los recuerdos de cuando aún caminabas sin bastón.

Pobrecilla.

Besos.

Genín said...

Mas de una persona amiga me decía, cuando mas o menos balbuceando, les hablaba yo y trataba de explicar mi nostalgia por Venezuela, me decían algo que me ponía muy triste: "Genín, esa Venezuela que recuerdas, las gentes de tus recuerdos, ya no existen, y ésta, la actual, no te gustaría en absoluto"
Eso me ponía muy triste, pero ya no, el trato aunque sea por correo con mis amigas y amigos que viven la actualidad, el día a día allá, me han puesto al dia, y es cierto, esa Venezuela ni lo que sucede en ella, me gustan nadita!
Por lo demás, querida Nany, no te preocupes, la vida es una constante evolución,a veces de un día para otro ocurren en nuestro intelecto o en nuestras vidas, cosas maravillosas, y demasiadas veces, ABSOLUTAMENTE NADA, o no hay nada en absoluto que nos apetezca contar, es así la vida, muchas veces, nada que escribir a casa acerca de...
Yo te sigo dejando mis besitos y mis deseos de salud...

Capochoblog said...

Paula: Más? A veces uno siente que habla hebreo :S

Gracias por pasar :)

Toro, Ay Toro: Corres peligro, Torito... con bastón o sin bastón tengo una puntería que te cagas... así que no pongas agujas en ningún cuento, que te puede salir la abuelita ninja, avisao!

:P

Besos.

(Sabías que eres un malditín, si verdad?)

Jajajajajajajajaja

Genín: Lo que me jode Genín, es que no era tan díficil mejorar nuestro país. No era necesario tanta miseria, tantas muertes innecesarias y tantas loqueras, de pana. Hay que ser muy bruto pa´no darse cuenta. Eso es lo que más me arrecha.

Por lo demás, estoy de acuerdo contigo en TODO :)

Gracias mi viejo, besos y mucha salud.

er chepo said...

Nany, yo vivo tan cerca de Venezuela (Aruba) y cada vez la siento mas lejana, que cada vez dan menos ganas de ir,y cuando por algun motivo se viaja, aprovecho de estar el menor tiempo posible. Es muy triste como hablas con nostalgia con tus amigos de como era un pais que cada vez se hace mas irreconocible.
Un abrazo

Rossy said...

Mi cariño, qué te puedo decir?? Venezuela quedó en nuestros recuerdos bonitos, esos que se guardan en el baúl de las buenas memorias. Para los que seguimos aquí ver ese deterioro te hace desear estar lejos, muy lejos.

Te comprendo, y espero poder verte cuando pises Caracas, un buen abrazo siempre conforta ;)

TQM!!!

TORO SALVAJE said...

Jajajajjajajajaja

Capochoblog said...

er chepo: Tal cual, Chepo; así es :S

Besos.

Rossy: Yo creo que hasta el baúl se lo quedaron...

No te preocupeis que te voy a poner a hacer arepas ese día :)))))

Y yo a ti!

Torín: ☕ Bicho, Cuidado con una acupuntura inesperada

:))))))))

More Baker said...

jajajajaja,ay amiga qué cosa tan buena. En primer lugar bueno es franqueza tuya,que me encanta. Y la respuesta Toro,jajajajaja,que fue de un GENIAL insuperable!! jajajajaj, te escribo desde elpiso en el que me revuelco de la risa.

Querida, el mundo en general no es el mismo de hace 7 años.En realidad el mundo no es el mismo de ayer.
Hay cosas que han empeorado, pero otras mejoran o por lo menos se mantienen sanas. Piensan en esas cosas buenas que todavía en el mundo,incluída Venezuela.
Vente con la confianza de que no te va a pasar nada, de que te va a ir fabuloso, de que pasarás momentos increíblemente bellos con tu familia y tus amigos...empaña los recuerdos del futuro con pensamientos felices y positivos.
Besos,mi bella.
Siempre un placer leerte.