April 19, 2010

Encontrando...


Ultimamente he tenido unos días que Pa´que... pero hace una semana y pico tuve un finde libre, POR FIN!!!  (Claro, a una que le encanta quejarse porque tener trabajo en este momento que para muchos es super peluo, haciendo lo que uno quiere y ganando dinero por ello es una suerte, así que mi queja es de boca para fuera, la verdad).
Así que le dije adiós a todo lo que tuviese que conectarse a la electricidad y a todo lo que tuviese que ver con trato a otros seres humanos que solo saben joder y me puse a rebuscar en la biblioteca de casa a ver si tenía algún libro por estrenar.
Nones.
Todos los que NO me he leído están en el reader y mi "NO" y "CERO APARATEJOS PAJUOS" fue tan alto y claro que desconcentré a mi loco de su partido, que bromas personales incluidas murmuró por lo bajito: 
- My favorite weirdo strikes again-. 
- Yes, that´s pretty clever!- añadí entre dientes. 
Él hizo algo más inteligente aún: Se puso en modo mute.
Cual viciosa en busca de su dosis, porque como bien decía Rudyard Kipling: "Las palabras son la más potente droga utilizada por la humanidad", estaba desesperada por algo que oliera a papel, a tinta, a humanidad y aunque he admitido acá sopotocientas veces que no me gusta releer, encuentro que hacerlo de vez en cuando resulta una bendición. En mi búsqueda me tope con un libro que compré el año pasado y leí junto con otros. Lo agarre porque de todos los que allí estaban, en mi memoria no quedaban rastros de la trama de este. Nada. No podía recordar de que iba, por donde comenzaba o si me había enganchado o no. Es raro, porque yo por título o autor relaciono de una vez la historia, pero que va, esta vez nada de nada. Nada. Como nuevo!.
En ese momento, que necesitaba leer para poder ausentarme por completo de mi día a día,  me encontre en una disyuntiva: Ese libro ya leído o ponerme los zapatos para ir a la biblioteca/la librería, y para esta segunda opción iban a tener que usar un payloader
A veces tengo días como esos en que me da flojera todo, incluso tener que decir: Hola, Por favor y Gracias. Ni hablar de oler aire fresco. Grrrrrrrrr.
Supongo ahora, que debo de hacer alguna clase de gestos extraños cuando dudo, que yo no me noto  pero quien me conoce  a leguas, si. Y por supuesto, mi weirdo personal cual Superhéroe acudió en mi ayuda como quien está segurisimo de tener la mejor opción "quetodoloarreglatodolomejora" y me dijo: 
- Por qué no te sientas a ver el partido de fútbol conmigo?- 
- Ja! Y luego dices que la rara soy yo!- (por un momento me sentí como el crío de La eduación de las hadas).
La iluminación llego a mi. Cuando fui a guardar mis zapatos, mi marcador mental decía:

Salidas: 0 
Flojera+libroyaleído+caféenmano+comodidadenlapropiacasa: 4. 
Sin ningún tipo de extra-nada.
El árbitro? Un jodio vendido. 
:)

Comienzo a hojear el libro a ver si captaba algo que me llamase la atención. Lo abrí en cualquier página a ver si me refrescaba. Por allí brillo algo pero nada en particular.  Amnésica total. Había una página que estaba marcada con una factura de unos zapatos que compré y ni me acordaba que tenía. (Doris, de pana, muy Doris. O se llamaba de otra forma? Muy rara si, pero mujer al fin y al cabo, deje el libro de lado y fui a ver cuales eran los zapatos aquellos, jajajaja. Si no es por el libro, no me entero de que los zapatos estaban allí hasta que me toque arreglar el closet a fondo. Ojo: No es que sea una botarata, pero a veces me toca como a toda fémina, comprar zapatos altos- la terrible maldición- y esos los uso cada muerte de papa porque no los tolero. Si la factura hubiese sido de unos converse o tennis, no hubiese tenido necesidad de ir a ver).

Vuelta al libro, ahora si ojeó la página marcada y esto fue lo que encontré:

"La gente desaparece cuando muere. La voz, la risa, el calor de su aliento, la carne y finalmente los huesos. Todo recuerdo vivo de ella termina. Es algo terrible y natural al mismo tiempo. Sin embargo, hay individuos que se salvan de esa aniquilación, pues siguen existiendo en los libros que escribieron. Podemos volver a descubrirlos. Su humor, el tono de su voz, su estado de ánimo. A través de la palabra escrita pueden enojarte o alegrarte. Pueden consolarte, pueden desconcertarte, pueden cambiarte. Y todo eso pese a estar muertos. Como moscas en ámbar, como cadáveres congelados en el hielo, eso que según las leyes de la naturaleza debería desaparecer se conserva por el milagro de la tinta sobre el papel. Es una suerte de magia.
Como quien cuida de las tumbas de los muertos, yo cuido de los libros. Los limpio, les hago pequeños arreglos, los mantengo en buen estado. Y cada día abro uno o dos tomos, leo unas líneas o páginas, permito que las voces de los muertos olvidados resuenen en mi cabeza. ¿Nota un escritor fallecido que alguien está leyendo su libro? ¿Aparece un destello de luz en su oscuridad? ¿Se estremece su espíritu con la caricia ligera de otra mente leyendo su mente? Eso espero. Pues estando muertos deben de sentirse muy solos
." Página 29. El Cuento Número Trece. Diane Setterfield.

Huelga decir que me lo leí en horas. Más que leer me sumergí de lleno en la historia, en las protagonistas y lo disfrute como una enana, quedándome con ese gusto cuando lees algo que te ha encantado: las ganas de más y como siempre, el libro cumplió su cometido. Luego ya pude guardarlo pensando: Para eso fue que lo escribieron!
No entiendo como pude haberlo olvidado :S
A veces los libros te llegan... como el maestro. 
En mi caso, últimamente me rondan ideas y un montón de preguntas a las que se que no tendré respuesta hasta que las tenga y cuando llegue ese momento, ya no importará. 
Mientras tanto, me sigo rodeando de palabras.

El pensamiento y la palabra son sinónimos. André Breton.
Háblame para que yo te conozca. Séneca.
Nunca juzgo a un hombre por lo que dice, sino por el tono con que lo dice. Charles Peguy.
Si uno no tiene la mente abierta, también debe cerrar la boca. Sue Grafton.

18 comments:

-Pato- said...

Muy bueno, libro y citas al pie del post.

¿Sabés? Yo pienso lo mismo sobre el que hace algo creativo, ya sea escrito, en música, en pintura, en cine, etc...Que se muere, no lo hace del todo, sigue lo mejor de si vivo en letras, en canciones, en historias, eso no termina de maravillarme.

Es otra forma de tener hijos.
Besos.

Eugenia said...

Es verdad....tampoco entiendo como es q algunas historias se olvidan asi. Definitivamente el cosmo conspira! A uno se le atraviesa las cosas cuando se tienen q atravesar. Como me hiciste reir hoy. Si, estoy soltera...a diferencia de otros con mas morro jajajaja

Genín said...

Bueno, en realidad tu sabes que los muertos, una vez muertos ni sienten ni padecen...jajajaja
Lo que dices es verdad, pero no hace falta escribir un libro para que uno esté vivo en el pensamiento de la gente, por ejemplo, a Chávez no lo van a olvidar por muchos años, aunque seguro que también escribirá, pero la vaina es que LO ESCRIBEN...
Siento haber escrito su nombre y haberlo citado, pero me da flojera borrar y escribir de nuevo...jajaja
Coño, que pronto se van a olvidar de mi, que buena vaina!
Besitos y salud

TORO SALVAJE said...

A tu loco hay que erigirle una catedral.
Se la merece.
Santa paciencia la de ese hombre.

Besos.

Rossy said...

Que buena la cita del libro, antes había escuchado que era muy bueno y ahora tú me lo confirmas. Yo estoy con uno de Murakami (Tokio blues) que me va gustando, lo que pasa es que no tengo chance para leerlo de un tirón, voy de a cuentagotas.

El pobre Tavo decidió ponerse en "mute" (a veces funciona), y es comprensible, así estarías, jajajaja!

Un besote mi capochina ocupadísima :)

Ahhhh (yo amo los zapatos altos, pero últimamente ni los miro, te imaginas persiguiendo a mi enanus montada en esos zancos??)

More Baker said...

Ajá preciosa y cómo se llama el libro, porque si te parecó tan bueno y así lo evidencia la muestra, pues es porque debe serlo.
Volveré a leer a ver si lo citaste y lo saltaron mis ojos.
Abrazos, querida, me encantó leerte.

Mariale divagando said...

Yo tengo una extraña relación con los pocos libros que releo, nunca me despierto pensando "Quiero releer tal libro", simplemente un día caen en mis manos mientras busco otra cosa y termino enganchándome de nuevo. A éstos les guardo una gratitud especial, porque siempre les encuentro algo nuevo; obvio, no algo nuevo al texto, sino una nueva interpretación al mismo texto, porque uno evoluciona, y ahora veo las cosas de forma diferente a como las podía ver hace 15, 10 ó 5 años, cuando leí el libro por primera vez. No sé, es raro, siempre quedo muy satisfecha después de releer un libro, y aun así no lo hago con frecuencia...

Eso de que los libros te llegan como el maestro, es una de mis pocas certezas! Hace aproximadamente 8 años un libro prestado, amarillento, medio roto, que no quería leer, me llegó de pronto y cambió mi vida; desde hace unos meses tengo la sensación de que está por aparecer otro libro de similar efecto. Quizás por eso estoy esforzándome por terminar incluso los que no me enganchan, porque no sé si ese que de entrada no me gusta, finalmente sea EL Libro.

Oswaldo Aiffil said...

Naaaanyyyy beeeellaaaaaaa! Me encantó tu monólogo! En mi caso hay gente que ha muerto físicamente y de vez en vez los veo, me río de sus cosas y los extraño muchísimo. Es como si me visitaran, recuerdo las anécdotas divertidas, y no tan divertidas, y luego siento que se van, y te dejan pensando un tiempo, sobre todo de lo vívido del recuerdo, muy real. Y también hay gente que se te queda adentro, que no sale nunca jamás de ti, que se instaló en tu corazón y ni siquiera el cambio de plano lo puede sacar de allí. Qué de cosas, ¿no? Muchos besos!

Rigoberta said...

Nany, que sabroso volver a leer un post tuyo!!! y si es sobre libros me emociona más!!! yo, al contrario que mi Chicha no sopooooorto los tacones... tengo alguno que otro pero por puro compromiso, para cuando hay alguna ocasión especial... MUY especial...

Sabes que creo que tengo ese libro en casa, en el ceeerro de libros por leer... uuuumm esta tarde cuándo llegue voy a revisar...

Y por cierto los zapatos están muy bonitos =)

Un besooote!!!

Capochoblog said...

Pato: El libro es super entretenido y las citas vinieron de la mano.

Si, es la magia del legado :)

Besos!!!

Eu: Pasa y pasan. Siempre hay una razón donde parece que no las hubiesen.

:))))))

Pues tú sigue disfrutando de tu vida, de tus años y de tu solteria, que aunque a veces uno se ponga cabezota, la vida propia siempre resulta más interesante.

Besos.

Genín: Como saberlo? Y no me quiero enterar, no ahora, jajajajaja

Si, ese se gano un puesto en la posteridad, lástima que no por sus "glorias".

Tú has dejado huella y las que aún faltan, no te preocupes :)

Besos.

Toro: Tú eres de su clan, jajajajaja

:P

Besos.

Rossy: Mi bella, como le dije a Pato, es super entretenido el libro, se te pasan las horas volando :) Yo he intentado con Murakami, tengo 4 de él y no he empezado ninguno. Empiezo y no paso de la 4ta pág. Ya les llegara su tiempo.

Mi pobre niño, es un santo la verdad.

A mi me gusta... verlos en las vitrinas! De pana, me encanta como se ven, como lucen, x, x, x, pero coño... como molestan!!!! y no, no me imagino correteando a nadie en tacones. Si ya de por si, corretear a un chamo es agotador, en tacones debe ser de intrépidos, jajajajaja.

Muchos besos para los 3, as usual!

More: Mi cegatona, jajajajaja. El libro está en la foto y se lee el título y también está al termino del extracto.

De todas formas te lo vuelvo a poner: El cuento número trece. Diane Setterfield.

Besos, mi niña feliz!

Mariale: A mi, la verdad, me da fastidio releer basicamente porque... pierdo tiempo en algo que ya hice cuando hay tanto autor o libro nuevo por leer. Pero reconozco que los libros tienen su momento y su edad: la edad del lector que los lee, la madurez del que los interpreta y la magia del entretenimiento que te proporciona ligada a la capacidad de recrear las historias por parte de ambos, autor y lector. Y si toca darle una segunda mirada a un libro, es porque la necesitamos y eso, siempre es bueno.

Este libro no es un libro memorable comparado con otros, pero es de los que disfrutas leyendo. Me gusto burda.

Cuando puedas, te lo lees y me das tu opinión :)

Besos!

Por cierto, cual es el título del libro roto y amarillento?

Ozzy: Hay personas y personajes. Creo que allí radica el detalle. Hay gente que necesita tan poco para instalarse en el corazón de uno...

Besos, mi viejito bello!!!

RigoBella: Yo de pana que les hago una estatua a las que pueden andar en tacones todo el día. Mi arco no da pa tanto, no al menos por tantas horas :S

Cuando te lo leas, dime que te pareció :) Y sigue recomendando!!!

A mi me lo parecen y son un guante, pero altos... :S Ya veremos si les doy el uso debido.

Besos.

Mariale divagando said...

Una hoja en la tormenta, de Lin Yutang.

No es demasiado famoso ni dice nada que descubra el agua tibia, pero algunos personajes y hechos de la historia me hicieron pensar en cosas que jamás habían pasado por mi mente, me conectaron con ciertas cosas que no sabía que se podían sentir.

Debo haber tenido 17 ó 18 años cuando lo leí, me lo prestó una antigua vecina bruja (sí, bruja charlatana de las que dicen hablar con santos) 30 años mayor que yo, que me visitaba casi a diario (o yo a ella) para intercambiar libros. Cuando me llevó éste yo no lo quería leer porque olía a humedad, a guardado, y me hacía estornudar mucho. Pero se me acabó todo lo que tenía en lista y lo tuve que agarrar, y el resto es historia: una madrugada bastó!

Desde entonces lo he buscado en cada librería que piso, porque éste es uno de los que quiero releer. Pero no lo he encontrado.

Antonieta H. said...

¿Yo te dije que amo estos post tuyos o de Rigo?si te lo he dicho pero te lo repito :P y también adoro estos posts tan tuyos :).

Los tacones yo ni para ocasiones especiales jajaja tengo una pata que ni te cuento, lo de volver a leer un libro soy como Mariale es bueno leerlo en varias épocas de tu vida, este lo voy a anotar en la lista de libros por comprar que por los vientos que soplan sera cuando atraque un banco o me haga millonaria y me compre reader o algo así.

Besitos mi nany bellaaaaa

Nany said...

Mi Anto consentida: :))))

Yo de pana es que soy muy comodaaaaaaaaaaaaaa y detesto que me duelan los pies :S y eso siempre pasa cuando paso más de dos horas con tacones, uffffffffff.

No se como están los precios de libros en vzla, pero si es como todo, supongo que incomprables, pero busca la edicion de tapa blanda, siempre es más economica. No te voy a decir que de bolsillo porque no las tolero pero si tu no tienes problema en el tamaño, entonces es una buena opción para el "bolsillo". También puedes pelar por comprarlo para ebook y lo lees en la compu bajandole a la pantalla, aunque de pana cansa burda pero es una solución :)

Muchos Besos.

Voy a ver si me consigo el libro del que hablaste en tu último post porque me quede picada ;)

RICHIN said...

Me he dado cuenta que llegar un poco tarde a la casa de Nany y que los amigos ya hayan comentado, te deja con muy poco que decir, es que todos tienen tanta razón en lo que dicen!

Así que simplemente voy a decir que leerte Capochina es siempre algo que logra enfocarme la mente en las cosas importantes, dejando por un momento de lado, a las urgentes.

Me alegro mucho que estés ocupada haciendo lo que te gusta, y que te pagan además...fantástico!

Un besote Nany

PD Una mujer con unos hermosos zapatos de tacón, es poesía, es una visión que da paz! Como será verdad, que hasta a las que no les gustan, los usan en las ocasiones especiales! Para mi son arte.

Antonieta H. said...

Caros caros mija querida, el libro ese de mi post ni idea si se encontrara en pdf por ahí, si tienes chance y alguien va a visitarte desde Venezuela dile que te lo lleve y "la otra isla" del mismo autor también es muy bueno.

Besitos

Rossy said...

Mi capocha bella,

El libro que te recomendó Anto es de Francisco Suniaga, el mismo autor de "Pequeños, talentosos y esforzados" (fedex :D :D)

Besotes!

Capochoblog said...

R: Jajajajaja, tan bello :)

Pues ya Rossy dijo que le encantan los zapatos altos así que me imagino tu cara al verla :) Bellos los dos!

Un Besote muy grande para ti también con abrazo incluído.

Anto: Acá son más baratos cuando comparas ingreso mensual con el costo de un libro. Como ejemplo, un libro de tapa dura te puede costar $30, el mismo tapa blanda entre los $18 y los $22 y el de bolsillo no pasa de $10, de hecho muchas veces los consigues en $5. O sea, poner a la gente a comprar en bsf me da dolor de muela. No, no no.

Si te metes en amazon o Barnes&Nobles, puedes conseguir los libros en formato digital super baratos, el otro día compre unos en menos de 4 dolares cada uno.

Voy a buscar a Suñiga por acá, debe estar en algún lado.

Besos.

Rossy: Es que me quede tan embobada con las fotos y las historias de estos bebés y sus sacrificios por hacer lo que les gusta que no repare en el autor, pero es cierto :) Es de él.

Amo ese libro que me enviaste, es demasiado bello: Gesto+Libro.

Te quiero mi enana preciosa!

todoloquemepasa said...

aquí por primera vez, excelente post!