May 02, 2009

Hay ventanas que pueden habitarse


Hay ventanas que pueden habitarse
como se habita una ciudad, durante años.
Hay escenas que encienden una vida
y vidas
que encienden una muerte mientras duran.

Tan sólo fue un instante quedándose atrás
y tuve la certeza
de que ella misma había consentido en su muerte.

El sacrificio es siempre una forma de venganza.
En la noche anterior
él le había prometido llevarla a ver el mar.

La ventanilla de un tren
puede llegar a contener el mundo en un instante.

Después de golpearla
ella cayó de rodillas ante él,
mientras él la miraba
y su mano homicida se abría sin querer
y la piedra sangraba,
se dejaba caer,
se despeñaba talud abajo.

Me pregunto cómo se conocieron.
En dónde se enamoraron.
Si ella sabía coser.
Si había criaturas esperándola.

No pude decir nada.
Asistir al fragmento de la vida de otros.
Sentir la medianía de un cuerpo malogrado.
Ver cómo me alejaba
y mis ojos sin tiempo
querían estirarse, detenerse,
comprender.

El tren seguía su curso.

(Un hombre solo que planea una muerte en campo abierto.
Alguien que casualmente miraba en ese instante por la ventanilla de un tren y lo contempla.
Eso es todo.)

Rosana Acquaroni.

15 comments:

TORO SALVAJE said...

Qué imagen, qué momento.
Me sobrecogió.
Tremendo.
Me encantaaaaaaaa el poema.
Buenísimo.

Besos.

calma said...

No sabes lo que he sentido al leerlo...
Poco más puedo decir, no tengo palabras ya.
Un beso te quiero

Waiting for Godot said...

Hermosa Nany! Todo lo que eliges es como tu. Besos. TQM

Capochoblog said...

Toro: Me pareció, según lo que el poema me dejo, que era la imagen perfecta. Un momento por otro.

Besos!

Calmuchi: Venga, un abrazote!

Te quiero mucho, besos.

Wait: Tan bella mi piojis consentida :)

Muacks!

More Baker said...

Eso es todo y todo es demasiado...
Este texto le sacude a uno hasta los huesos.
Qué bárbaro!!!

Besos bellísima.

Genín said...

Cielos!
Que impresión ¿No?
Y es cierto, luego solo se queda uno con las reflexiones haciéndose mil preguntas...
¡Estremecedor!
Besos y salud

Rossy said...

Uff, te golpea al leerlo, fuerte!

Te he extrañado, mi Capochina! Santi está de un movelón que no veas, y me quedé un buen tiempo sin internet, pero sigo por aqui, falta nada :)

Besotes!

Capochoblog said...

More: Así es...

Besos mi Picassa bonita!

Genín: Siempre nos quedaremos así, tanto si es adentro como si es afuera...

Besos :)

Rossy: Mi Bella, no se olvida el 14. Estoy pendientisima de esa fecha :)

Pues descansa mucho, disfruta ya estos últimos días que te quedan de panzona bella antes de comenzar los de máma feliz!!!

Un abrazote muy grande!

Clara said...

Las cosas que se pueden ver a través de una ventana... a veces, es mejor no mirar y otras, además de mirar sería bueno actuar, hacer algo. Es horrible sentir impotencia y quedarse con la espina de haber podido hacer algo y no haberlo hecho... lo digo por experiencia.
Besos parecidos a los besotes.

Néstor Luis González said...

Capochooo... Tiempo sin pasar por aquí! Kisses.

Dady... said...

Hola Nana bonita, acá atareado estudiando y demás cosas pero presente presente en mente cuerpo y corazón, me encanto esta genial, mi ventana si no fuera por la luz de la calle que me oscurece la habitación me mata, espero que andes bien uh me gustaría escuchar tu opinión acerca de todo lo que esta pasando, curioso no? digo muy extraño y a la vez temido, bueno que cosa la gripe la economía y como sera no se, bueno te dejo un beso enorme te quiero Nana.

Dady...

Dady... said...

Pasa Nana te espero por mi olvidado blogui.......Dady...

Cabigoes said...

La verdad que desde una ventana se pueden ver y hacer muchas cosas. Bello texto. Saludos!!!

Lena said...

Estremecida.

Con los cimientos tocados.

Así quedé.

La letra que hace temblar es la que más me gusta.

Eres la mejor encontradoradetesoros que haya conocido jamás.

Gracias, NanyNany por colgar esta joya!

Un beso muy juelte para mi chicarrona!

Waipu Carolina said...

Cónchale chanita cuanto tiempo sin escuchar Arjona, como lo amaba!!!!
Y al mirar las ventanas me vienen tantas historias secretas...
Un abrazo mi bella