November 05, 2008

"Sueña Grandes Sueños"

Eso es lo que decía el autógrafo que le firmó Barack Obama a una periodista latina...
Anoche me sentí, terriblemente, parte de este pueblo de una manera que no lo había sentido jamás en los casi cinco años que llevo viviendo aquí.

Mientras veía como las televisoras no se cansaban de repetir lo mismo sobre el hecho de que Obama sea un presidente negro, sobre el ser hijo de inmigrantes, sobre su parecido en maneras a Kennedy, sobre su campaña épica, sobre su primera aparición siendo senador, comparandolo con Lincoln, sobre si es huérfano y lo crió su abuela que murió antes de verlo convertido en Presidente...
Anoche veía, escuchaba y se me ensanchaba la sonrisa al ver como iba sumando puntos y dejando atrás a McCain, al partido Republicano, a los ultra conservadores.
Anoche entendí y sentí de alguna manera lo mismo que los 50 millones de personas que votaron por él (sin demeritar a los 46 millones que votaron por McCaín). Sentí lo mismo que sintieron todas esas personas que presenciaron su primer discurso como presidente electo.
Si, se siente el cambio. O quizás soy yo, que ve con tristeza que pasan los años y la gente no se concientiza de sus errores. Que no se cansan de criticar al vecino cuando no hacen nada por mejorar como personas, que se quejan del mundo y no se paran a preguntarse: Qué coño han hecho ellos por el mundo? Que se escandalicen de todo y no se den cuenta que tal vez, en realidad, todos se escandalicen con ellos...
Soy demócrata; en Venezuela, acá, allá y en todas partes.
Soy demócrata porque nací en un país libre, dentro de una familia de inmigrantes, de razas mezcladas, de distintos acentos, distintas religiones, de distintos gustos, de diferentes idiomas, de diferentes colores, pero todos demócratas.
Y anoche sentí un alborozo muy grande al ver a este ciudadano americano, tan lleno de historia, con caminos transitados mas largos y mas empinados que muchos detractores mas viejos; agradeciendo al pueblo americano que confió en él y en el cambio.
Vi a este hombre bajo un peso inmenso (no se si notaron lo pesado de su andar en todo el discurso) completamente en sus cinco sentidos. Vi a sus familias rubias y negras, abrazarse como estoy acostumbrada a verlo en mi país, sin miramientos de color.
Tengo Fe.
Fe, en que mas que un presidente negro, es un hombre que sabrá hacer con el cargo lo que no hizo su predecesor.
Tengo Fe en que el mundo se de cuenta que las diferencias no existen mas que en el corazón y si este se siente limitado, no importará que no tenga barreras que franquear porque estará pálido y sin motivos.
Anoche cuando escuchaba a este hombre dando su discurso, entendí las lágrimas de muchos de los que estaban allí y si, no lo niego; me saqué la espina que tenía desde la perdida de Al Gore, que para mi es el Sr. Presidente desde hace mucho tiempo.
Su discurso me conmovió porque entró con el pie de la intregración y eso, se agradace como sea.


Les dejo el discurso De Barack Obama, Presidente número 44 de Estados Unidos de América.

"¡Hola, Chicago!

Si todavía queda alguien por ahí que aún duda de que Estados Unidos es un lugar donde todo es posible, quien todavía se pregunta si el sueño de nuestros fundadores sigue vivo en nuestros tiempos, quien todavía cuestiona la fuerza de nuestra democracia, esta noche es su respuesta.

Es la respuesta dada por las colas que se extendieron alrededor de escuelas e iglesias en un número cómo esta nación jamás ha visto, por las personas que esperaron tres horas y cuatro horas, muchas de ellas por primera vez en sus vidas, porque creían que esta vez tenía que ser distinta, y que sus voces podrían suponer esa diferencia.

Es la respuesta pronunciada por los jóvenes y los ancianos, ricos y pobres, demócratas y republicanos, negros, blancos, hispanos, indígenas, homosexuales, heterosexuales, discapacitados o no discapacitados. Estadounidenses que transmitieron al mundo el mensaje de que nunca hemos sido simplemente una colección de individuos ni una colección de estados rojos y estados azules.

Somos, y siempre seremos, los Estados Unidos de América.

Es la respuesta que condujo a aquellos que durante tanto tiempo han sido aconsejados a ser escépticos y temerosos y dudosos sobre lo que podemos lograr, a poner manos al arco de la Historia y torcerlo una vez más hacia la esperanza en un día mejor.

Ha tardado tiempo en llegar, pero esta noche, debido a lo que hicimos en esta fecha, en estas elecciones, en este momento decisivo, el cambio ha venido a Estados Unidos.

Esta noche, recibí una llamada extraordinariamente cortés del senador McCain.

El senador McCain luchó larga y duramente en esta campaña. Y ha luchado aún más larga y duramente por el país que ama. Ha aguantado sacrificios por Estados Unidos que no podemos ni imaginar. Todos nos hemos beneficiado del servicio prestado por este líder valiente y abnegado.

Le felicito; felicito a la gobernadora Palin por todo lo que han logrado. Y estoy deseando colaborar con ellos para renovar la promesa de esa nación durante los próximos meses.

Quiero agradecer a mi socio en este viaje, un hombre que hizo campaña desde el corazón, e hizo de portavoz de los hombres y las mujeres con quienes se crío en las calles de Scranton y con quienes viajaba en tren de vuelta a su casa en Delaware, el vicepresidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden.

Y no estaría aquí esta noche sin el respaldo infatigable de mi mejor amiga durante los últimos 16 años, la piedra de nuestra familia, el amor de mi vida, la próxima primera dama de la nación, Michelle Obama.

Sasha y Malia, os quiero a las dos más de lo que podéis imaginar.

Y os habéis ganado el nuevo cachorro que nos acompañará hasta la nueva Casa Blanca.

Y aunque ya no está con nosotros, sé que mi abuela nos está viendo, junto con la familia que hizo de mí lo que soy. Los echo en falta esta noche. Sé que mi deuda para con ellos es incalculable.

A mi hermana Maya, mi hermana Alma, al resto de mis hermanos y hermanas, muchísimas gracias por todo el respaldo que me habéis aportado. Estoy agradecido a todos vosotros. Y a mi director de campaña, David Plouffe, el héroe no reconocido de esta campaña, quien construyó la mejor, la mejor campaña política, creo, en la Historia de los Estados Unidos de América.

A mi estratega en jefe, David Axelrod, quien ha sido un socio mío a cada paso del camino.

Al mejor equipo de campaña que se ha compuesto en la historia de la política. Vosotros hicisteis realidad esto, y estoy agradecido para siempre por lo que habéis sacrificado para lograrlo.

Pero sobre todo, no olvidaré a quién pertenece de verdad esta victoria. Os pertenece a vosotros. Os pertenece a vosotros.

Nunca parecí el aspirante a este cargo con más posibilidades. No comenzamos con mucho dinero ni con muchos avales. Nuestra campaña no fue ideada en los pasillos de Washington. Se inició en los jardines traseros de Des Moines y en los cuartos de estar de Concord y en los porches de Charleston. Fue construida por los trabajadores y las trabajadoras que recurrieron a los pocos ahorros que tenían para donar a la causa cinco dólares y diez dólares y veinte dólares.

Adquirió fuerza de los jóvenes que rechazaron el mito de la apatía de su generación, que dejaron atrás sus casas y sus familiares para hacer trabajos que les procuraron poco dinero y menos sueño.

Adquirió fuerza de las personas no tan jóvenes que hicieron frente al gélido frío y el ardiente calor para llamar a las puertas de desconocidos y de los millones de estadounidenses que se ofrecieron voluntarios y organizaron y demostraron que, más de dos siglos después, un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no se ha desvanecido de la Tierra.

Esta es vuestra victoria.

Y sé que no lo hicisteis sólo para ganar unas elecciones. Y sé que no lo hicisteis por mí.

Lo hicisteis porque entendéis la magnitud de la tarea que queda por delante. Mientras celebramos esta noche, sabemos que los retos que nos traerá el día de mañana son los mayores de nuestras vidas -dos guerras, un planeta en peligro, la peor crisis financiera desde hace un siglo-.

Mientras estamos aquí esta noche, sabemos que hay estadounidenses valientes que se despiertan en los desiertos de Irak y las montañas de Afganistán para jugarse la vida por nosotros.

Hay madres y padres que se quedarán desvelados en la cama después de que los niños se hayan dormido y se preguntarán cómo pagarán la hipoteca o las facturas médicas o ahorrar lo suficiente para la educación universitaria de sus hijos.

Hay nueva energía por aprovechar, nuevos puestos de trabajo por crear, nuevas escuelas por construir, y amenazas por contestar, alianzas por reparar.

El camino por delante será largo. La subida será empinada. Puede que no lleguemos en un año ni en un mandato. Sin embargo, Estados Unidos, nunca he estado tan esperanzado como estoy esta noche de que llegaremos.

Os prometo que, nosotros, como pueblo, llegaremos.

Habrá percances y comienzos en falso. Hay muchos que no estarán de acuerdo con cada decisión o política mía cuando sea presidente. Y sabemos que el gobierno no puede solucionar todos los problemas.

Pero siempre seré sincero con vosotros sobre los retos que nos afrontan. Os escucharé, sobre todo cuando discrepamos. Y sobre todo, os pediré que participéis en la labor de reconstruir esta nación, de la única forma en que se ha hecho en Estados Unidos durante 221 años bloque por bloque, ladrillo por ladrillo, mano encallecida sobre mano encallecida.

Lo que comenzó hace 21 meses en pleno invierno no puede terminar en esta noche otoñal.

Esta victoria en sí misma no es el cambio que buscamos. Es sólo la oportunidad para que hagamos ese cambio. Y eso no puede suceder si volvemos a como era antes. No puede suceder sin vosotros, sin un nuevo espíritu de sacrificio.

Así que hagamos un llamamiento a un nuevo espíritu del patriotismo, de responsabilidad, en que cada uno echa una mano y trabaja más y se preocupa no sólo de nosotros mismos sino el uno del otro.

Recordemos que, si esta crisis financiera nos ha enseñado algo, es que no puede haber un Wall Street (sector financiero) próspero mientras que Main Street (los comercios de a pie) sufren.

En este país, avanzamos o fracasamos como una sola nación, como un solo pueblo. Resistamos la tentación de recaer en el partidismo y mezquindad e inmadurez que han intoxicado nuestra vida política desde hace tanto tiempo.

Recordemos que fue un hombre de este estado quien llevó por primera vez a la Casa Blanca la bandera del Partido Republicano, un partido fundado sobre los valores de la autosuficiencia y la libertad del individuo y la unidad nacional.

Esos son valores que todos compartimos. Y mientras que el Partido Demócrata ha logrado una gran victoria esta noche, lo hacemos con cierta humildad y la decisión de curar las divisiones que han impedido nuestro progreso.

Como dijo Lincoln a una nación mucho más dividida que la nuestra, no somos enemigos sino amigos. Aunque las pasiones los hayan puesto bajo tensión, no deben romper nuestros lazos de afecto.

Y a aquellos estadounidense cuyo respaldo me queda por ganar, puede que no haya obtenido vuestro voto esta noche, pero escucho vuestras voces. Necesito vuestra ayuda. Y seré vuestro presidente, también.

Y a todos aquellos que nos ven esta noche desde más allá de nuestras costas, desde parlamentos y palacios, a aquellos que se juntan alrededor de las radios en los rincones olvidados del mundo, nuestras historias son diversas, pero nuestro destino es compartido, y llega un nuevo amanecer de liderazgo estadounidense.

A aquellos, a aquellos que derrumbarían al mundo: os vamos a vencer. A aquellos que buscan la paz y la seguridad: os apoyamos. Y a aquellos que se preguntan si el faro de Estados Unidos todavía ilumina tan fuertemente: esta noche hemos demostrado una vez más que la fuerza auténtica de nuestra nación procede no del poderío de nuestras armas ni de la magnitud de nuestra riqueza sino del poder duradero de nuestros ideales; la democracia, la libertad, la oportunidad y la esperanza firme.

Allí está la verdadera genialidad de Estados Unidos: que Estados Unidos puede cambiar. Nuestra unión se puede perfeccionar. Lo que ya hemos logrado nos da esperanza con respecto a lo que podemos y tenemos que lograr mañana.

Estas elecciones contaron con muchas primicias y muchas historias que se contarán durante siglos. Pero una que tengo en mente esta noche trata de una mujer que emitió su papeleta en Atlanta. Ella se parece mucho a otros que guardaron cola para hacer oír su voz en estas elecciones, salvo por una cosa: Ann Nixon Cooper tiene 106 años.

Nació sólo una generación después de la esclavitud; en una era en que no había automóviles por las carreteras ni aviones por los cielos; cuando alguien como ella no podía votar por dos razones -porque era mujer y por el color de su piel. Y esta noche, pienso en todo lo que ella ha visto durante su siglo en Estados Unidos- la desolación y la esperanza, la lucha y el progreso; las veces que nos dijeron que no podíamos y la gente que se esforzó por continuar adelante con ese credo estadounidense: Sí podemos. En tiempos en que las voces de las mujeres fueron acalladas y sus esperanzas descartadas, ella sobrevivió para verlas levantarse, expresarse y alargar la mano hacia la papeleta. Sí podemos. Cuando había desesperación y una depresión a lo largo del país, ella vio cómo una nación conquistó el propio miedo con un Nuevo Arreglo, nuevos empleos y un nuevo sentido de propósitos comunes. Sí podemos.

Cuando las bombas cayeron sobre nuestro puerto y la tiranía amenazó al mundo, ella estaba allí para ser testigo de cómo una generación respondió con grandeza y la democracia fue salvada. Sí podemos.

Ella estaba allí para los autobuses de Montgomery, las mangas de riego en Birmingham, un puente en Selma y un predicador de Atlanta que dijo a un pueblo: "Lo superaremos". Sí podemos.

Un hombre llegó a la luna, un muro cayó en Berlín y un mundo se interconectó a través de nuestra ciencia e imaginación.

Y este año, en estas elecciones, ella tocó una pantalla con el dedo y votó, porque después de 106 años en Estados Unidos, durante los tiempos mejores y las horas más negras, ella sabe cómo Estados Unidos puede cambiar.

Sí podemos.

Estados Unidos, hemos avanzado mucho. Hemos visto mucho. Pero queda mucho más por hacer. Así que, esta noche, preguntémonos -si nuestros hijos viven hasta ver el próximo siglo, si mis hijas tienen tanta suerte como para vivir tanto tiempo como Ann Nixon Cooper, ¿qué cambio verán? ¿Qué progreso habremos hecho?.

Esta es nuestra oportunidad de responder a ese llamamiento. Este es nuestro momento.

Estos son nuestros tiempos, para dar empleo a nuestro pueblo y abrir las puertas de la oportunidad para nuestros pequeños; para restaurar la prosperidad y fomentar la causa de la paz; para recuperar el sueño americano y reafirmar esa verdad fundamental, que, de muchos, somos uno; que mientras respiremos tenemos esperanza. Y donde nos encontramos con escepticismo y dudas y aquellos que nos dicen que no podemos, contestaremos con ese credo eterno que resume el espíritu de un pueblo: Sí podemos.

Gracias. Que Dios os bendiga. Y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América."

29 comments:

moderato_Dos_josef said...

Sí, yo también tengo fe en este señor. Desde luego es como un balón de oxígeno al lado del obsoleto y obcecado Bush. Es aire, es sonrisa, es inteligencia, es expresividad, es humildad.... Y bueno su discurso dijo mucho sobre él. El que sea negro me parece un logro en un país racista como los EEUU pero a mí eso no me importa; me importa más lo que hará. Porque es unha persona cualificada para el cargo y Bush nunca lo fue...UN abrazo!

calma said...

Todos confiamos en que las palabras, las buenas intenciones, sean hechos.
Una gran victoria.
Besotes

Lena said...

Me alegra mucho.

Ojalá que los cambios,

sean de fondo también

y no se queden en las formas.

Un beso guaritú, NaNyNany!

Bluesoul said...

de eso se trata...no es tanto que sea negro y sus raíces...lo importante es el cambio, hay que tener fe en él...porque todo lo que pase en el "imperio" afecta al resto del mundo...

saludos capochita.... si tu estabas emocionada imagínate....aquí estábamos también emocionados...parecía el referéndum cuando se iba chavez...y el 23N a votar nosotros...

Capochoblog said...

Moderato: Exactamente, pese a su juventud está calificado, está claro y no entiendo como mucha gente piensa que no, cuando se mamaron a Bush durante dos períodos siendo la cosa mas despilfarrante, absurda, bélica y demás.

Todo el mundo sabe que cuando están al mando los gobiernos republicanos lo primero que pasa es: La guerra en su bendito afán de dominio e injerencia y que la economía se va para el suelo y cuando lo agarran los democratas, vuelta para arriba la economia y hacen lo posible por establecer o mejorar las relaciones con otros países. Solo por esas dos cosas, vale la pena el cambio.

Me dan risa los que se apegan a un partido por cosas del pasado y no ven más alla de sus narices.

No lo veo como un cambio porque es afroamericano, como bien dices; el color es lo de menos. Acá importan las neuronas y este cambio lo veo mas en la aceptación de que son todos los que están y están todos los que son. Lo veo en el que los jovenes de este país, siempre más pendientes de otras cosas; se tomaron las elecciones más que por un candidato o partido, como una elección de vida!

De pana, estoy feliz!!! (claro que mi felicidad sería completa si Chavez pierde y se va de mi país!)

Besos y otro abrazo para ti :)

Calma: Todo comienza allí, eso es seguro.

Besos mi Calmuchi!

Lena: El solo hecho de que sea negro (cosa que no me importa pero en este país si) ya demuestra que el cambio es de fondo, en las ideas preconcebidas. Al menos es un primer punto, un muy buen punto!.

Otro beso para ti mi niña!

Bluesoul: Es que nosotros como venezolanos jamás entenderemos en realidad el rechazo por la raza, no nos es habitual.

Y si, es cierto que lo que pasa acá afecta al resto del mundo, por tanto; mejor que gobierne alguien que en su historia trae a parte de ese mundo y va más allá de esta geografía.

Lo sé. Es impresionante como todo el mundo estuvo pendiente de esto, casi tanto como cuando Gore (ganó) perdió las elecciones.

Besos.

Euchy said...

Amén Nany!!!!!!!!!!!!!

Ojalá chama. Ojalá, lo deseo mucho.

Qué calidad de discurso, por dios... IGUALITO al de éste jajajajaja

un besote, felicidades ♥

Capochoblog said...

Euchy: Justo eso le acabo de comentar ahora mismo a una amiga por el FB, ya que comparaba a Obama con Chavez... solo porque hablo del cambio.

WTF?

Besos.

Rossy said...

El discurso de Obama me conmovió muchísimo por su contenido, y por su humildad. Que Dios le acompañe en todos esos sueños para su gran país!

También me pasó que me sentí un poco triste, de pensar que aqui nunca hemos tenido un lider ni un discurso como ese, más bien al contrario, todo ha sido para ponernos unos contra los otros. De pana, que Mr. Obama es un señor, y más al lado de la cucaracha que tenemos nosotros. :(

Besos, Nany! Y que todos los cambios sean para bien!

TOROSALVAJE said...

Yo creo que peor que Bush nadie podría hacerlo.

Por lo tanto es buena noticia.

Esperemos que este a la altura de lo que se espera de él.

Besos.

Capochoblog said...

Rossy: El tipo es inteligente y comedido.

Creo que eso lo hemos sentido muchos venezolanos.

Sabes? estaba hablando el otro día con mi esposo y me impresionó el escuchar a ciertos politicos de vzla en unas entrevistas que estabamos viendo y ya desde otro punto de vista, desacostumbrada a oirles hablar (aunque les lea), me impresiono que cuando hablan no aportan soluciones, no. Son más bien como chismosos en potencia. Hablando de lo que el otro hizo mal, prometiendo mierdas que ellos saben que no cumplirán porque o carecen de fundamento, personalidad o de tiempo.

De pana, que molesta me sentí. No se puede tener un buen gobierno cuando la educación se fue volando quien sabe a donde coños.

Se que llegará el día chamita en que podamos salir del pozo oscuro y profundo en el que ha caído nuestro país. De pana, no tienes idea de como lo deseo.

Besos a ti y a la panza (que quien sabe si es el próximo presidente de nuestro país :))))

Toro: Jajajajajaja. No se quien ha sido peor, si Bush o Nixón, con eso digo todo!

Y mira que tendrá que ser muy grande pero está en este pueblo entender que lo que ha pasado en las últimas décadas no se arregla en 4 años.

Besos.

ernesto (the g devil inc) said...

Si, a pesar de todo lo que ha pasado, pues no puedo sino alegrarme...
Fe tengo, esperanza tambien, pero igual hay que estar atentos, el mandato de bush enseño, que a veces los enemigos no estan afuera, sino adentro.
Igual le deseo mucha suerte, tiene mucho trabajo, pero mira que tiene muchas manos que lo van a apoyar.
Saludos guapa

Yesly said...

Como muchos también me sentí esperanzada... cae bien ese aire fresco,pero también un poco desesperanzada al pensar y repensar la situación de Venezuela...

Mejor sigo comentando cuando me vuelva el ánimo

Un abrazo
Yei

CHJ said...

Amé ese discurso....

Ojalá que el cambio llegue y se sienta como un baño de agua tibia para el mundo, entre tando descalabro :S

No compararé porque ni la intención merece la pena....

Un abrazote mi Nany ;)

Dady... said...

Hola Nana! , lo has dicho, es una luz de esperanza al final del túnel, sí que es de poder de creer, pero soy de acá, y todos se cierran a lo que pase allí lejos, vivo escuchando eso de que “a mí que me importa no es nuestro país”, será por que admiro a una gran Nación Estados Unidos, pero independiente de lo que todos dicen, yo creo! esa es mi palabra yo creo!, además de compartir el ser protestante, que mis padres sean ministros, o pastores como mas guste, o como les llamen allí, una simple cuestión de fe, que se que tendrás en memoria que es una base importante en esa Nación, unos ideales renovados para, mejor dicho, los ideales que lo llevaron a ser lo que antes fue alguna vez sumado a esas buenas expectativas de cambio.

Que vuelva!! Esas celebres frases:
"Dios Bendiga a Los Estados Unidos De América"
Besos Nany Un Besote!! Pronto Viajo!! Toy contento…

* M a r u said...

Mi Nany, que post tazo... por decir que es uno de los mejores posts que he tenido el placer de leer... *no tengo acentos mi Nany... sorry, pero quiero escribirte aunque sea sin acentos).

Yo creo en el Cambio del Pdte Obama, porque creo que este país del que cada dia aprendo y en el que ahora hago mi vida con la de mi familia, necesitaba lavarse la cara y tener esperanzas de nuevo. Y ciertamente, el logro historico de este triunfo, como minorias que somos, nos da la fuerza para decir que estamos en la tierra de las oportunidades, donde hasta lo impensable, si es legitimo y por la calle del medio, es posible. Porque este es el triunfo de un sueno de libertad. Este es el triunfo de la lucha de todo un pueblo. Este es el triunfo de la justicia historica. Y en estas lineas yo me apunto como un peon mas del juego de ajedrez que significa vivir en esta gran nacion que a mi familia y a mi, nos abrio los brazos a la vida, al progreso y a la esperanza, cuando en nuestra propia tierra, las mezquindades de quienes hoy nos desgobiernan nos echaron a la calle de la injusticia, de la inseguridad y de la division de nuestro pueblo.

Yo tambien estoy muy contenta. Y espero que algun dia, cuando tenga la dicha de poder expresarme a travees del voto en U.S.A. pueda sentir esa emocion que vi en los ojos de quienes en Chicago, Atlanta, California, vieron al fin el rostro de la esperanza de una vida mejor.

Un beso grande Nany...

Genín said...

Si, yo también tengo esperanza con Obama, y se dice que "la esperanza es lo ultimo que se perde"
Besos y salud

¸.•*♥¸.Angy¸.•*♥¸. said...

Tengo la esperanza de que ahora en adelante cambiarán muchas cosas,para bien de la humanidad!


Un beso

-Pato- said...

Escuché el discurso en boca de Obama y me pareció brillante.

Tengo la impresión de que han hecho una sabia elección esta vez, ojalá no me equivoque.

Felicitaciones!

Besitos Nany.

El éxodo said...

Me alegra tu optimismo, Nany, yo, ya lo sabes, no lo soy tanto. Y, mucho menos, en política. Será que los conozco muy de cerca y sé del pie que todos cojean (todos, todos del mismo pie, el izquierdo. Eso sí, el derecho fuerte y saludable).

Un abrazo.

El éxodo said...

Los discursos de un político de élite -otra cosa son los que hacen el trabajo de base- son, a sus intenciones, como la nieve al verano. Palabra de honor (concepto que, por cierto, ninguno tiene en su diccionario).

Más abrazos.

manuel rubiales said...

El tipo, de momento, me cae bien, pero, ojalá me equivoque, acabará engullido por los poderes fácticos, por los que quitan y ponen, hacen y deshacen, por los que, en definitiva, gobiernan este mundo de negros, blancos y grises.

Capochoblog said...

Ernesto: Igual que nosotros...que mas enemigo que el mico?

Ojala, de pana que ojala.

Besos mi viejo ;)

Yesly: Eso es algo que ningún venezolano ha dejado de experimentar.

Besos.

CHJ: Sería lo ideal, recuperar fuerzas...

Besos cariño mio.

Dady: Lo que pasa en un lugar, se resiente en el otro y por pensar así, estamos como estamos.

Si mi niño, fe hay que tener pero repito lo que siempre he dicho: a dios rogando y con el mazo dando.

Que te vaya bien de vacaciones :) Buen viaje.

Maru: Gracias :P (no te preocupes por los acentos que aunque yo los tengo, poco los uso)

jajajajajaja, si lo sé, soy la peor!

Ajedrez acá, en Vzla o en cualquier país del mundo. Lo importante es hacer lo propio y no caer en esos topicazos de: No hay esperanza y tal.. para muchos es mejor decir que no se puede que hacer que se pueda.

Besos mi viejis :)

Genín: Así es. :)

Besitos.

Angy: La gente espera un cambio en particular y descuida que el cambio es de todos los días. Que cosa, no?

Besos, gracias por la visita :)

Pato: Yo también lo creo.

Besos preciosa.

Exodo: Pensar que no cojearán es una tontera. Quien ha visto el primer politico honesto? Yo aún no pero al menos se espera que mientras cojeen, que también muevan el culo.

Besos y abrazos.

Manolo: Que fácil se resume la derrota, no?

Por eso supongo que la politica es de relevo, imposible sostenerse en los mismos politicos, ya no en los mismos intereses economicos.

Besos.

Ale Calcines said...

Felicito a todos aquellos que votaron por la esperanza...se que muchísimos de los que están allá ,están por ese sueño americano, ese sueño que muchos creyeron haber perdido en os últimos años...espero también de corazón que Obama lleve este discurso a la practica...sabemos de mas, que duro es que rompan todas tus ilusiones aun después de que un pueblo tuviera una gran esperanza en el cambio (Venezuela).Son dos patrias que no se comparan, el venezolano siempre fue echado pa'lante...ahora como perdió toda esperanza...Saludos Bello discurso y bello post.

Waipu Carolina said...

Hola mi linda!
Aquí intentando retomar después de más de un mes de reposo un poco los blogs amigos, la gente que quiero.
Aquí en mi casa estamos viviendo esa gran noticia con esperanzas y con gran alegría. Mi chamo de 10 años se levantó a las 6 de la mañana del día votaciones para saber los resulatados ya que seguíamos de cerquita todo el proceso.
Un abrazo y ojalá que algunas cosas puedan cambiar....

More Baker said...

Ojalá lo haga bien.Creo que ese es el deseo de todos cada vez que se elige un presidente en cualquier país del mundo.Que lo haga bien.Que corrija los errores que cometió el "bicho" de Bush y que en todo caso implemente los cambios.En sus país y los que se relacionan con nuestra América LAtina.
Besos preciosa.

calma said...

Besitos prince. Buen fin de semana.

Oswaldo Aiffil said...

Naaaanyyyy beeellaaaaaa! Excelente el cambio visual en el blog.
En cuanto a Obama, yo también tengo fe. Soplan vientos de cambio...mil besos!!

Capochoblog said...

Ale: Jajajaja, pues si, ese sueño que a veces se les convierte en la "pesadilla" o el "insomnio" americano...la verdad!

Lamentablemente, no cabe la comparación. Acá, la gente resuelve y olvida. Allá, la gente le da desidia resolver y encima olvida pero sin dejar de quejarse y de buscar culpables siempre en otro lado.

Muchos besos y espero que tu día haya continuado con la misma fuerza con la que empezó.

Carola: Hola, preciosa!!!

Esperemos que todo sea para bien, ahora toca ver como se van moviendo las cosas.

Besos y que todo vaya bien :)))

More: El bicho... así mismo es. Deberían mandarlo a él y a Chavez al mismo lugar.

Ojala. Besos.

Calma: Buen finde para ti también hermosa :)

Besos y apapachos!

Oswaldo: Gracias. Quedé contenta con el resultado :)

Soplan y esperemos que sean favorables siempre. Hay mucha gente que lo necesita.

Mil más para ti.

DeaBea said...

Obama me emociona . Que Dios lo ayude para hacer todo lo que debe.
Abrazos