November 27, 2006

DEL PLAGIO O EL INVERSO A LA CREATIVIDAD

Imaginese la escena...
Ud. va caminando... mmmm... no mejor, Ud. va manejando y soltando tacos a diestra y siniestra por alguna de las avenidas de Caracas, mientras se encuentra sumergido en un tráfico infernal a cualquier hora del día (que ya el cuento de las horas picos se ha convertido en leyenda urbana) y para desestresarse un poco, baja el vidrio de su carro para fumarse un cigarrito, asustado de que algún malandro le meta su tanganazo y lo deje a pie. Pero bueno, el vicio lo puede más. Entonces entre el ruido de las cornetas y los improperios de los demas conductores, Ud. logra escuchar con claridad la voz de un pregonero que dice asi:

Xtra Xtra Xtra...El tráfico de Caracas es una locura y si no nos cree, no deje de leerlo por acá, en:
El Plagio de Caracas
Muchos llamaran en algún momento al muchachito del periódico y se lo pedirán ya que el impreso en cuestión cumplirá las cuatro siguientes funciones:
  1. Entretenerle (?) un rato mientras se cala las eventuales colas.
  2. Espantarle el calor o hasta servirle de visera cuando el catire este arrecho.
  3. Servir para limpiar los vidrios de las ventanas del carro cuando se encuentre en alguna bomba de gasolina y la persona que se los limpia se los deje sucios y le cobre. Y Ud. tenga que rematar el trabajo.
  4. Llevarselo a casa y que su perro o su gato le den un uso apropiado.
Y cuando crean que estan en la opcion 1, repararan en el artículo que pregonaba el vendedor y pensaran: alguién se preocupa por la problemática que nos acarrea. Muchos exclamarán: Por fin alguién escribe algo decente sobre el tema!. Algo se debe hacer para encontrarle una solución justa a este desmadre.
Lo cierto es que leeran y les parecera harto conocido el asunto y se identificaran con el autor. Otros tantos, como nosotros; nos sonaran las campanas de la alerta roja y diremos:
- Coñoooo... esto se parece mucho a algo que leí en alguna parte... (lease bien: LEI... tiempo pasado). En donde fue? habrá sido en algún blog? (hace burda de tiempo que ya no leo diarios nacionales porque me dan ladilla y sueño). Quién fue el que escribio algo al respecto que ahora no recuerdo?

Bueno... cualquier parecido con la vida real... no es ficción... ES REAL!

Ya muchos blogueros se han detenido a analizar el asunto con una visión bastante acertada de lo que ha sucedido con el articulo del Diario de Caracas, el articulista (jamás empleada mejor la palabra) y con su autor original.
Para mi el asunto es una fiel copia de lo que sucede hoy por hoy, en nuestras calles, en nuestro país y con nuestra gente. Ahora es más facil copiarse, plagiar, endilgarse el bien ajeno que ser productivo y encima, creativo.
Como lo dije en el post Capochada Dominical... Será que ahora les molesta que gente que no ejerce la profesión escriban mejor y más ameno que los que son periodistas de carrera? (no fueron esas palabras pero si la esencia, es que me da una lala terrible ir al post, copiar y pegar... y eso que es mioooooooooooo!).
No me queda otra cosa que decir si no....
QUE BOLAS TIENE UD. SR. VALECILLOS!
Ahora se que mejor me quedo leyendo Blogs que diarios de impresión nacional y no se extrañen señores periodistas cuando vean por allí, en algún canal privado, la primicia de algo asi como: Noticias de primera mano en los TeleBlogs o TvBlogs, alcanzando un alto nivel de audiencia mientras uds. se comen las uñas para mitigar el hambre.
Para los que no saben de que vá el Post y el por que de la descarga, favor diríjanse a la siguiente direccion: http://www.elmodulor.com/ y lean el artículo del Dueño, lean el post anterior y luego chequeen la pagina del plagio (diario) de caracas y luego corran a decir:
Por lo visto los blogger no Somos la noticia... somos Quienes hacemos las noticias!

2 comments:

Adriana said...

Hey muy bien planteado, me gustó...

saludos

myself said...

Y que la verdad sea dicha.

Hay cosas de mal gusto. Personas de mal gusto y personas que creen que tienen buen gusto. Alguien que tiene el crédito de decirse autor de un contenido impropio, no merecer ser llamado persona. Vale el calificativo de vulgar ladrón ignorante o mediocre en pleno, a fin de cuentas.

Si leíste la respuesta del Valecillos a todo esto, notarás por qué digo lo que digo.